Top blogs de recetas

jueves, 5 de mayo de 2016

Pan de Molde Integral con Nueces y Pipas

Algunos de vosotros me preguntáis cuando iba a poner una receta de pan y en especial nuestra amiga Mª Carmen que nos sigue desde Ibiza junto con Pedro y el pequeño Luis.
Y es que con Thermomix es muy sencillo preparar cualquier tipo de masa y en especial el pan. En apenas 3 minutos tienes lista la masa para levar. Fácil??
En esta ocasión, el pan que os traigo es integral (ideal para las que estamos a dieta) y va acompañado de nueces, pipas, salvado de trigo y semillas de lino  que le aportan un toque riquísimo. Tenéis que probarlo y ya me contáis que os parece!!
 
 

Necesitamos:
140 gr. de agua
140 gr. de leche desnatada (y 1 cucharada más para pintar la masa)
25 gr. de levadura prensada fresca de panadería (1 cubito)
25 gr. de miel
20 gr. de aceite de girasol (y un poco más para engrasar el molde)
40 gr. de nueces (y 4 mitades más para decorar)
15 gr. de salvado de trigo
10 gr. de semillas de lino (y 1 cucharada más para decorar)
25 gr. de pipas de girasol sin sal (y 1 cucharada más para decorar)
400 gr. de harina integral
2 cucharaditas rasas de sal


Elaboración:
En el vaso de la Thermomix, ponemos el agua y la leche. Programamos 2 minutos, temperatura 37º y velocidad 1.
Añadimos la levadura y mezclamos durante 3 segundos y velocidad 1.
Incorporamos la miel y el aceite de girasol. Mezclamos durante otros 3 segundos, a velocidad 1.
Agregamos las nueces y programamos 3 segundos, a velocidad 7.
Añadimos el resto de ingredientes: el salvado de trigo, las semillas de lino, las pipas de girasol, la harina integral y la sal. Mezclamos durante 20 segundos, a velocidad 6.
A continuación, programamos 3 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.
Dejamos reposar dentro del vaso hasta que la masa salga por el bocal (aprox. 1 hora).
Engrasamos un molde de plum-cake con aceite de girasol.
Nos untamos las manos con un poco de aceite y ponemos la masa dentro del molde y la extendemos bien.
Pintamos la superficie del pan con leche y decoramos con nueces, semillas de lino y pipas de girasol.
Reservamos en un lugar cálido, libre de corrientes (en mi caso, dentro del horno apagado).
Cubrimos el molde con un paño hasta que haya doblado su volumen (una hora aprox.).
Precalentamos el horno a 180º.
Cuando el pan haya doblado su volumen, lo horneamos durante 40 minutos, a 180º.
Pasado este tiempo, lo sacamos del horno, esperamos unos 15 minutos y desmoldamos dejando enfriar sobre una rejilla.
 
 
Buen provecho!!
 
 
 

2 comentarios:

  1. Este pan se come solo, pero acompañado también está muy bueno, con esa miga esponjosa y sabrosa no tiene rival. Una delicia.
    un beso.

    ResponderEliminar
  2. que miga tan rica y esponjosa, es para no dejar ni las migas! bicos

    ResponderEliminar